Archbishop Robert Carlson

BEFORE THE CROSS | Focus on the Lord, not on the world’s brokenness

What do we focus on?

Many of us pick up the news first thing in the morning when we're just getting going, and then again in the evening when we're tired from a long day. At those vulnerable moments, where do we focus? The news tends to focus our attention on the worst possible things that have happened in the past 24 hours, and we often follow that lead.

FRENTE A LA CRUZ | Reconozcamos las señales de la presencia de Jesús en nuestras vidas

¡Cristo ha resucitado!

Esta semana los Evangelios de cada día nos hablan acerca de las apariciones de Jesús resucitado a sus discípulos.

Una característica común de estas apariciones — y una muy curiosa — es que los seguidores de Jesús no siempre lo reconocen.

Así pasó con María Magdalena cuando fue a la tumba: "Ella se dio la vuelta y vio a Jesús allí, pero no sabía que era Jesús".

Igual sucedió con los discípulos en el camino a Emaús: "Jesús mismo se acercó a ellos y caminó con ellos, pero a sus ojos no les fue permitido reconocerlo."

BEFORE THE CROSS | Recognizing the clues of Jesus’ presence in our lives

Christ is Risen!

Every day this week the Gospels tell us about one of the appearances of the risen Jesus to His disciples.

A common feature in these accounts — and a curious one — is that Jesus' followers didn't always recognize Him.

So it was with Mary Magdalene when she went to the tomb: "She turned around and saw Jesus there, but did not know it was Jesus."

So it was with the disciples on the Road to Emmaus: "Jesus Himself drew near and walked with them, but their eyes were prevented from recognizing Him."

FRENTE A LA CRUZ | La Semana Santa reúne los patrones de Dios en la historia de la salvación y en nuestras vidas

"¡Hazlo otra vez!" Los niños a menudo dicen eso cuando algo los deleita. Esta es también la visión de Dios de la historia de la salvación, y las lecturas para la Semana Santa nos dan varios buenos ejemplos.

Esta semana oiremos el episodio de Abraham e Isaac, en el cual el hijo amado lleva él mismo la madera a la colina donde será sacrificado. Luego, vemos a Jesús hacerlo otra vez en su Pasión.

Syndicate content