FRENTE A LA CRUZ | La Inmaculada Concepción prepara a María para su papel

Before the Cross - Archbishop Robert J. Carlson's Column

Related Articles: 

Esta semana, celebramos la Fiesta de la Inmaculada Concepción — el hecho que María desde el momento en que fue concebida en el vientre de su madre no tenía pecado original.

Uno podría preguntarse: ¿Si esta es la fiesta de la Concepción de María por santa Ana, porque leemos en el evangelio el relato de la concepción de Jesús por María? En parte, es porque los Evangelios no nos dan un relato de la concepción de María. Más profundamente es por causa de una verdad teológica fundamental: Cualquier enseñanza de la Iglesia acerca de María, es al final acerca de su relación con Jesús.

La enseñanza sobre la Inmaculada Concepción tiene sus raíces en tres puntos clave de la Anunciación.

El primero es el saludo de Gabriel a María: "Salve, llena de gracia" La palabra griega que se traduce como "llena de gracia" aparece solamente en este pasaje de la biblia; de hecho, aparece solamente aquí en la historia del idioma griego. Un análisis cuidadoso de los términos hecho por estudiosos de la biblia nos muestra que esto significa algo como "tu no solo eres llena de gracia desde ahora, sino que has sido llena de gracia desde el comienzo de tu existencia". Los términos puntualizan el hecho de que María siempre estuvo sin pecado.

El segundo es el mensaje que Gabriel le da a María: Esto debe llevarnos a una pregunta: ¿Qué clase de recipiente sería de suficiente valor para llevar en su interior al Hijo de Dios? María debió haber sido especialmente preparada para que fuese un recipiente adecuado para recibir al Hijo de Dios, ya que, al encarnarse, toma su carne y sangre de ella. Esto también nos puntualiza algo especial acerca de la preparación de María: Aquí encaja perfectamente el hecho de que la Madre de Dios no debería tener ningún pecado desde el momento de su concepción, para así prepararla para su papel en la historia de la salvación.

El tercero es la respuesta de María a la invitación de Dios: "Hágase en mí según tu palabra". Claramente, por las preguntas que le hace a Gabriel, ella no comprendía en su totalidad lo que estaba sucediendo. Pero justamente ahí - cuando la mayoría de nosotros nos retiraríamos porque no entendemos completamente, y donde Eva desobedeció por la misma razón- María se da completamente, en cuerpo y alma, a los planes del Padre. Los demás descendientes de Adán y Eva retroceden ante un compromiso total por causa de la herida del pecado original. Que María se dé a sí misma completamente a Dios nos muestra que ella debió haber sido preservada de tal herida.

Cada uno de estos elementos nos dirigen hacia la Inmaculada Concepción. Todos estos hechos juntos conforman el caso. Por supuesto, los teólogos debatieron el punto por siglos. Y, después que ellos tuvieron suficiente tiempo para reunir todos los detalles, el Papa Pio IX lo declaró un dogma de la Iglesia en 1854.

Una pregunta final: ¿Qué significa la Inmaculada Concepción para nosotros? Claro, nosotros lo sostenemos como una verdad. ¿Pero es una verdad que hace alguna diferencia en nuestras vidas? Lo hace y debería hacerlo.

María estaba preparada, a través de una gracia especial, para el papel que Dios quería para ella en la historia de la salvación. Su aceptación de la gracia y de este papel tuvo consecuencias para toda la raza humana.

Adán y Eva estaban preparados, a través de gracias especiales, para el papel que Dios quería para ellos en la historia de la salvación. Su rechazo a estas gracias y a su papel también tuvieron consecuencias para toda la raza humana

¿Y nosotros? De la misma manera, Dios también tiene un plan para cada uno de nosotros. Él nos ha preparado con gracias especiales para que cumplamos el papel que quiere de nosotros. Como Adán, Eva y María, somos libres de cooperar con estas gracias y aceptar o rechazar nuestro papel. Como Adán, Eva y María, nuestra escogencia tendrá consecuencias para toda la raza humana.

¡Oh María, concebida sin pecado original, rogad por nosotros que recurrimos a vos! 

No votes yet