FRENTE A LA CRUZ | La Fe en Dios nos prepara para los peores momentos

Before the Cross - Archbishop Robert J. Carlson's Column

Related Articles: 

La situación se pone peor antes de comenzar a mejorar.

Este es uno de los mensajes centrales de esta lectura — y quizás una buena lección para nosotros.

Comenzaremos con el profeta Jeremías, en el año 597 AC después de la primera oleada del Exilio Babilónico. El falso profeta Ananías dice: En dos años Dios romperá el yugo del rey de Babilonia, y Jerusalén será restablecida. En resumen, está diciendo: "Las cosas están cerca de mejorar"

Pero Dios habló al profeta Jeremías y le dijo que anunciara un mensaje diferente al pueblo: Las cosas se pondrán peores antes de comenzar a mejorar, y eso fue exactamente lo que sucedió.

Un grupo de judíos busco una alianza con Egipto y comenzó una revuelta contra Babilonia. Pero la revuelta fue aplastada brutalmente. Como resultado, en el año 587 AC el Rey de Babilonia destruyó Jerusalén, sellando y profundizando el Exilio. Las palabras de Ananías resultaron falsas; y las de Jeremías fueron verdaderas.

Los evangelios refuerzan la misma línea de pensamiento. Pedro identifica a Jesús como el Cristo, después de una serie de episodios en los cuales Jesús nos revela su divinidad a través de milagros (alimentar a 5000 personas, caminar sobre el agua, etc.). Tan pronto como Pedro hace esto, Jesús revela que las cosas se pondrán peores antes de mejorar. El irá a Jerusalén para sufrir y morir crucificado. Y Sus discípulos tendrán que tomar su cruz y seguirlo.

Jesús les estuvo mostrando los milagros para profundizar su conocimiento acerca de Su identidad como el Hijo de Dios. Él quería asegurarse que tuviesen fe en Él para que así pudieran tener la fuerza necesaria para apoyar la verdad de la Cruz- la Suya y la de ellos. Esto también es una lección para nosotros.

¿Cuándo las cosas comienzan a mejorar?

Justamente unos pocos capítulos después de denunciar a Ananías como un falso profeta, Jeremías después de dar su mensaje de desastre, sigue con uno de los pasajes más bellos del Antiguo Testamento. Dios les promete una nueva alianza a los judíos en el exilio. Cuando El hizo su primera alianza con Israel, después del Éxodo, la escribió en tablas de piedra. Esta vez, después del Exilio, Él dijo, "Yo colocaré mi ley dentro de ellos, y la escribiré en sus corazones" Israel tendrá que vivir el Exilio, pero seguirán tiempos mejores.

El mismo patrón lo vemos con Jesús. El irá a Jerusalén a sufrir y ser crucificado- su Exilio personal. Pero resucitará en gloria, para no morir nunca más. El irá a la resurrección a través de su pasión y muerte.

Como una mujer en trabajo de parto, primero las cosas se pondrán peor y luego mejorarán gloriosamente.

Este patrón es tan viejo como la historia antigua de Israel, tan nuevo como el niño nacido ayer, tan relevante como los titulares de hoy. Cuando Jesús nos dice que tomemos nuestra cruz y lo sigamos, Él nos invita a vivir este patrón. La Fe en Él nos da la fuerza para hacerlo.

Esta semana la palabra del Señor nos dice: La situación se pone peor antes de comenzar a mejorar. Pidamos una fe más profunda en Jesús, y respondamos como siempre lo hacemos: Dándole gracias a Dios! 

No votes yet